El color del vino tinto

¿Qué color tiene el vino tinto ? Muchas veces, cuando hacemos esta pregunta en una cata, la respuesta es la misma… Tiene color de vino tinto… Hablar de color “vino tinto” es común, pero en este post vamos a descubrir que este color abarca una amplia variedad de tonos y colores… ¡SIGUE LEYENDO!

Cardenal, rojo rubí, cereza, púrpura, violeta, rojo teja, granate… Son palabras que solemos utilizar en las catas para referirnos al color de los vinos. Si no ves la diferencia entre unos y otros… sigue leyendo.

Como apuntes generales, podemos decir que los responsables que determinan el color del vino son los denominados “compuestos fenólicos”. De todos ellos, es posible que los más conocidos sean los antocianos. Los antocianos presentes en la uva son culpables del color típico que tienen las uvas tintas. Estos antocianos, al estar presentes en la uva, pasarán al mosto y por lo tanto al vino durante la fermentación.

Cuando observamos el vino durante la cata, nos damos cuenta de que el color no es homogeneo, existen los denominados bordes, que pueden hacer variar el color del mismo. Es entonces cuando hablamos de bordes anaranjados o bordes violaceos por ejemplo…

El color del vino tinto
El color del vino tinto

El color del vino tinto dependiendo del tipo de crianza.

Como hemos dicho anteriormente, la crianza en la barrica es, probablemente, el principal proceso que hace que el color del vino tinto evolucione.

Los vinos jóvenes son aquellos que no han pasado por barrica, es decir, que no tienen crianza. Su color es muy intenso, propio de su juventuz. Rojos con bordes violáceos, tonos púrpuras, violetas..

A medida que el proceso de crianza aumenta (según aumentan los meses), el nivel de oxidacion también lo hace. La crianza del vino, por lo general propicia que el vino tenga una vida más larga, aunque esto también depende de otros factores. Esta micro-oxigenacion hace que el color evolucione a tonos cereza y rojos. Cuanto mayor sea el proceso de envejecimiento, el color del vino tinto perderá intensidad, acercándose a colores teja, o incluso marrones propios de reservas o grandes reservas.

Otros aspectos que influyen en el color del vino tinto.

Como es lógico, hay más factores que influyen en el color del vino tinto. Algunos de ellos son:

  • La variedad de uva: variedades con más o menos concentración de antocianos producirán vinos con mayor o menor pigmentación. Por este motivo, la denominación de origen del vino, también determinará en cierta medida el color, ya que cada denominación de origen permite la utilización de unos tipos de uva.
  • Correlativamente, las características de la añada también van a influir en el color del vino. De la misma manera, el clima y el proceso de vinificación también son factores importantes.
  • La conservación, y sobre todo, la temperatura a la que se encuentre el vino son factores fundamentales.
  • La luz es fundamental. Siempre debemos conservar el vino protegido de la luz del sol, ya que este es un factor que puede afectar negativamente al mismo.

Independientemente del color, lo importante es disfrutar del vino con moderación. ¡SALUD!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *