¿El vino engorda?

¿El vino engorda? Es una pregunta que puede preocuparnos mucho a todos los amantes del vino. Oficialmente ya es verano, y la operación bikini, las dietas y las calorías son temas recurrentes de conversación. Por eso, saber si el vino engorda o no es un buen tema de debate.

Hábitos saludables

Desde hace ya unos cuantos años el culto al cuerpo y la preocupación por cuidarse van en aumento. Llevar una dieta sana, hacer deporte, cuidarse por dentro y por fuera son buenas prácticas con claros beneficios para nuestra salud. En este sentido, la alimentación es muy importante y, como no podía ser de otra manera, el vino juega un papel fundamental.

Se ha escrito mucho sobre los beneficios de beber una copa de vino al día y acerca de si el vino engorda o no. Hoy vamos a hablar del aporte calórico de cada tipo de vino y de cómo llevar una vida saludable bebiendo vino de una manera moderada.

¿El vino engorda? Las calorías de una copa de vino.

Sabemos que el único alimento o bebida que carece de calorías es el agua, pero ¿todos los vinos tienen el mismo número de calorías? La respuesta es no.

Los factores de los que depende son el alcohol, el tipo de vino o el tipo de uva y, por supuesto, el azúcar. Expertos en la materia dicen que existe una relación directa entre el alcohol y las calorías. Según esto, los vinos blancos tendrían menos calorías que los rosados y éstos menos que los tintos. De media, una copa de vino puede oscilar entre las 80 y las 200 calorías. Los vinos dulces, debido a que tienen mayor cantidad de azúcar, tendrán más calorías.

Ni que decir tiene que, muchas veces, el problema es que cada copa de vino viene acompañada de tapas y raciones, que son las que terminan estropeando el trabajo de días anteriores si se ha llevado a cabo un cuidado de la dieta. Un paseo de aproximadamente media hora nos ayudará a quemar el aporte de cada copa de vino.

La dieta es cuestión de equilibrio.

No es ningún secreto que engordar y adelgazar es una cuestión de equilibrio entre calorías consumidas y las ingeridas. Si llevamos una dieta hipocalórica y lo acompañamos de ejercicio físico, quemaremos más calorías de las consumidas y previsiblemente adelgazaremos. Por el contrario, con una vida sedentaría y una dieta hipercalórica, lo más probable es que aumentemos de peso.

¿Cuántas veces hemos visto a esa persona que, coma lo que coma, nunca engorda? En cambio, otras personas apenas pueden probar ciertos alimentos sin riesgo a aumentar de peso… La metabolización de las calorías es diferente en cada tipo de persona. Así que, que nadie te engañe, las mismas calorías pueden metabolizarse de forma diferente en una persona que en otra.

Para concluir, aunque es dificil responder a la pregunta “¿el vino engorda?” podemos decir que la moderación es la clave de todas las dietas. Vino, chocolate, hasta incluso una pizza… Con ejercicio y moderación a la hora de comer y beber, el éxito está asegurado. Recuerda que aceptarte tal y como eres es más importante que tener un cuerpo más o menos delgado. Disfruta del vino siempre con moderación y en buena compañía.

¿El vino engorda?
¿El vino engorda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *