LA APUESTA POR PRODUCTOS ECOLÓGICOS

España es uno de los países europeos con mayor superficie de agricultura ecológica y, sin embargo, apenas un 1% de los consumidores españoles están interesados en este tipo de productos. Esto provoca que las empresas destinen la mayor parte de sus elaboraciones a canales de exportación como algunos países europeos cuya concienciación e interés por lo ecológico es mucho mayor.


Cifras y datos aparte, los alimentos ecológicos, también llamados orgánicos o GRANZA-MATARROMERAbiológicos, van provocando cada día más interés en los mercados ya que son productos naturales saludables de mejor calidad nutritiva y, además, son respetuosos con el medio ambiente.
 
Se denomina alimentos ecológicos a aquellos elaborados sin la utilización de productos químicos para abono o combatir plagas, es decir, los que se basan en la utilización de recursos naturales.
 
Para elaborar productos ecológicos, como pueden ser el vino o el aceite ecológico, hay que tener en cuenta la normativa de la Unión Europea respecto a la Agricultura Ecológica, un máximo respeto por el medio ambiente y el empleo de productos naturales.
 
Para consumir este tipo de alimentos debemos asegurarnos de que están certificados por los organismos correspondientes y así debe estar indicado en el etiquetado.
 
¿Pros y contras? El coste de elaboración de estos productos es mayor ya que los métodos que se utilizan son preventivos y la producción es más lenta y menor. Por otra parte, obtenemos y consumimos unos productos mucho más naturales, respetuosos con el medio ambiente y más saludables para nuestro organismo.