¿Qué hacer con el vino que nos sobra?

En ocasiones nos puede ocurrir que calculemos mal el vino para el número de personas que somos y abramos más vino del que debiéramos o bien que alguien decida no beber más vino y nos rompa todos los cálculos realizados. En este caso sobrará, inevitablemente, parte del vino de la botella. Recuerda este post para calcular bien cuánto vino llevar. Lo ideal sería beberlo (cuanto antes, mejor) pero para eso tenemos que tener cuidado en conservarlo bien, ya que el vino una vez abierto no aguanta eternamente. Si quieres saber cuánto tiempo dura una botella de vino abierta recuerda este post en el que te lo comentamos. Pues bien, para conservar adecuadamente ese vino abierto lo más rápido, económico y eficaz es utilizar una bomba y un tapón de vacío para extraer el oxígeno del vino, uno de los accesorios que todo amante del vino debe poseer.

Si no tuviéramos esta bomba de vacío o el tapón correspondiente podríamos hacerlo con el mismo tapón que traía el vino. Lo importante es evitar que entre oxígeno en el vino para que este no se oxide y también evitar que entren aromas que puedan modificar las condiciones organolépticas del mismo, sobre todo si lo guardamos en el frigorífico, lugar que posee multitud de alimentos diferentes que guardan distintos olores. En este caso, convendría guardarlo en posición vertical, para que el vino que nos queda esté lo más alejado posible del cuello de la botella que será por donde entren los elementos que afectan negativamente al vino y del tapón. Recuerda que este puede ser bien un tapón de corcho o de silicona, los primeros más utilizados en los vinos con crianza en barrica, y los segundos más utilizados en vinos  jóvenes para consumir en un año.

En el caso de que no podamos o queramos acabar ese vino, nos queda una segunda opción que es usarlo para cocinar añadiendo ese vino en diferentes platos que realicemos. Si tenemos un vino blanco, podremos utilizarlo mejor para pescados, y los vinos tintos congeniarán mucho mejor con aquellas recetas de carnes, con platos más contundentes o con salsas.

Sea como sea lo que hagas con ese vino que te sobra, bien sea bebértelo o usarlo en una receta de cocina, recuerda que beber una copa de vino al día es bueno para nuestra salud!

 

 

 

 

Un comentario Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *