Cigales, entre rosados y tintos

en

En el año 1991 comenzó a funcionar esta DO aunque, como en todas las Denominaciones, los documentos confirman que mucho antes ya había elaboración y consumo de vino. Los vinos de Cigales se hicieron famosos en este país y en el exterior cuando la filoxera invadió Francia y estos vinos sustituyeron a los franceses. En todo caso, hasta el año 2011 no se aprueba el nuevo reglamento de la DO y su Consejo Regulador.

Esta DO recoge municipios de las provincias de Valladolid y Palencia, con un total de 34 bodegas en 7 municipios.

La variedad principal es la Tempranillo, junto con la Garnacha pero también hay otras complementarias como la Sauvignon Blanc, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah, junto con las de Viura, Albillo y Verdejo.

Los suelos suelen ser arenosos y calizos sin casi pedregosidad ni materia orgánica. El clima es continental con influencia atlántica, los inviernos son largos, con heladas y nieblas frecuentes. La temperatura media anual es de 12 grados.

Esta Denominación es tradicional de Rosados, de los cuales hablamos en este post pero en la actualidad se elaboran también grandes tintos. Con unas proporciones idóneas de variedades blancas (albillo, verdejo y sauvignon blanc) con variedades tintas (tempranillo, garnacha, merlot y syrah), el vino rosado obtenido es el típico de Cigales.

El 30% de los vinos elaborados en esta DO se exportan, principalmente en países de la Unión Europea como Bélgica, Holanda, Alemania, etc. además de EEUU. El 30% de los vinos se consumen en el mercado regional y el 40% en el provincial.

Los vinos de Cigales se caracterizan por ser afrutados, frescos y fáciles de beber si son jóvenes y sabrosos, potentes, amplios y equilibrados los que han tenido crianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *