Por qué es bueno beber una copa de vino al día

En los últimos meses hemos leído noticias acerca de las bondades de beber una copa de vino al día, que equivale a una hora de gimnasio, que puede proteger al corazón de un infarto, que puede ayudar a adelgazar…

En este post describiremos por qué el vino, si se bebe con moderación durante la comida o la cena, es bueno para la salud.  La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda no exceder las dos copas al día en los hombres  y la mitad en mujeres.

En los años 80 ya se vio que los franceses, a pesar de comer muchas grasas como mantequilla, quesos o foie tenían menos riesgos cardiovasculares del mundo y, por lo tanto, apenas había muertes por infarto. Serge Renaud tras sus investigaciones afirmó que era debido en gran parte a que eran consumidores habituales y moderados de vino tinto y que el vino era un ingrediente protector. A esto se le llama la “paradoja francesa” y fue el primer indicativo de los beneficios del vino sobre la salud.

Desde entonces, han sido numerosos los estudios que han ido descubriendo las bondades del vino en este sentido, aquí os citamos algunas:

  • Para las ENFERMEDADES:

Protege el corazón, previene enfermedades cardiovasculares, reduce el riesgo de infarto de miocardio

Efecto anticancerígeno

Acción antiinflamatoria

Previene demencias o enfermedades degenerativas de nuestro cerebro y reduce los accidentes vasculares cerebrales

Mejora niveles de Vitamina E y C

Actúa regulando y disminuyendo los niveles de  colesterol malo (LDL

  • Para la PIEL:

Retrasan el envejecimiento de la piel

Aumenta vitalidad celular

Mejoran la elasticidad de la piel

Disminuye los efectos del estrés oxidativo

Protege la piel contra agresiones externas

  • Para el ÁNIMO:

Mejora el bienestar

Liberamos endorfinas, esto nos relaja y hace que disfrutemos más del momento

Y ¿a qué se deben tantos beneficios? Fundamentalmente por los polifenoles que contienen las uvas que son antioxidantes naturales. Y ¿por qué tinto? Porque los vinos tintos contienen más polifenoles (hasta diez veces más) que los vinos blancos al haber estado más tiempo en contacto el mosto con los hollejos, es decir, la piel y las pepitas de las uvas, ya que gran parte de los polifenoles de la uva se encuentran en esas zonas.

De hecho, hay empresas que extraen esos polifenoles de los orujos para aplicarlo a cosmética, como la marca ESDOR, o para incluir en recetas de cocina, como VINESENTI. Y hay productos como las bebidas a base de vino desalcoholizado para aquellos que quieran tener los beneficios del vino pero sin consumir alcohol, como WIN. En cualquier caso, el vino es una tradicional forma de disfrutar, salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *