¿Qué vino llevar?

Pongámonos en situación, nos invitan a comer o cenar a casa de unos amigos y nos piden o decidís llevar el vino. En primer lugar, lo ideal sería que nos lo pidiera el anfitrión o, que si sale de nosotros, lo digamos cuanto antes y, por supuesto, evitar hacerlo sin avisar ya que, en ese caso, podríamos ponerle al anfitrión en un compromiso o en la obligación de abrir nuestro vino cuando él ya puede tener uno preparado.

Y es cuando nos surgen las dudas… ¿qué vino llevamos? Aquí os daremos unas claves para ayudaros en esa nada fácil decisión.

Para llegar a una conclusión deberemos realizar una serie de averiguaciones: ¿Qué tipo de comida será? No es lo mismo elegir un vino para una comida formal que para una más informal o una barbacoa, en todo caso conviene conocer el menú para ver qué vino puede maridar mejor.

Si es una comida formal convendría llevar vino blanco en el caso de que haya pescado o vino tinto que marida muy bien con la carne. Cuanto más fuerte sea la carne deberemos llevar un vino con más crianza en barrica y botella.

En el caso de una comida más informal estilo picoteo podríamos llevar un vino fresco como un espumoso, un frizzante o un rosado, especialmente agradables sobre todo en épocas veraniegas. Si fuera una barbacoa lo ideal sería un tinto joven o con poca barrica.

DO NOT ENTER WITHOUT A BOTTLE OF WINEPara nuestra elección deberíamos también tener en cuenta los gustos del anfitrión y del resto de invitados, saber qué marcas, bodegas o zonas son sus preferidas así como su edad, que puede determinar también esos gustos, y de gran importancia también saber las posibles excepciones de algunas personas que no puedan o deban beber alcohol, a los que podemos sorprender con algún vino sin alcohol y dar la opción de que todos así podamos brindar.

Si conocemos el número de personas que seremos, podremos calcular el número de botellas para llevar o incluso animarnos a llevar botellas de mayor tamaño.

Las guías, medios especializados, bodegas o tiendas podrán ayudarnos en conocer más a fondo el vino e incluso podemos ver videocatas y descubrir con qué comidas marida mejor un vino en concreto. Incluso hay plataformas, como wanawine que con cuatro sencillas preguntas te ofrecen la respuesta, un vino adecuado para tu momento/situación en concreto.

En cualquier caso, conviene saber que si no nos es posible llevar la botella de vino e incluso asistir a una comida o cena a la cual se nos ha invitado,  enviar una botella de vino como detalle de agradecimiento es muy acertado.

 

Plural: 0 Comentarios Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *